Varry Brava asombra en Joy Eslava

Varry Brava en Joy Eslava
Joy Eslava volvió a demostrar que los Escenario Eslava son la fiesta perfecta y Barry brava y un gran equipo nos dejaron la fiesta del año.


Bajo la premisa del staff que rodea a Varry Brava y lo hablado en la entrevista, sabíamos que la banda estaba preparando algo grande.

Varry Brava en Joy Eslava
 Haciendo mención al gran trabajo de Raúl de Lara en calidad de jefe de escena y con una banda dispuesta a destripar Safari Emocional (uno de los mejores discos del año) y muchos temas del pasado nos emplazaron a una sala llena a eso de las 20:30, treinta minutos tras la apertura. En resumen, una banda actualizada en formato quinteto, contó con cambios de ropa, sección de vientos, momento acústico y momento disco con animación de la mano de dos bailarinas. Lo que contamos ahora, es el relato (breve) de la noche. 

Varry Brava en Joy Eslava
Con Óscar sentado en las escaleras y la banda formada, NingunoDos abrió el concierto, empezaban las trazas de pop, los primeros coros y mucha fiesta, posteriormente Fiesta nos introducía en el escenario más bailable con los primeros gestos fiesteros, primeros bailes más marcados y primeros coros con fuerza para que Sonia y Selena se juntase con Playa y la fiesta siguiese en ese huracán pop con las melodías marcas y subidas un poco de ritmo, en total, 18 canciones, llevadas a esa seña de identidad de sus conciertos con Entre el cielo y la tierra  y Oh oui oui como referentes del momento donde la banda sabía volver al pasado e ir dosificando los singles. La banda era consciente de que el juego de luces era importante y el protagonismo con los cambios de vestuario y los movimientos que hacían en el escenario fueron el momento para llegar a la mitad del concierto. Aparecerían en este momentos referencias como el gorro de safari de Óscar o un key board tipo guitarra para Aaron al igual que un poco más adelante, sus gafas. 
Varry Brava en Joy Eslava

Un momento para respirar, Flow daría paso a Calor y nos gustó ver a Óscar con la acústica, Vietnam daría paso a varios temas donde en el escenario pasarían muchas cosas, entre ellas la aparición de los vientos y hits como Chicas, miedo, no te conozco y No gires, tema con el que llegaron a los bises, cuatro temas que estaban siendo pedidos por parte de los fans y su referencia al estribillo de No gires. Aparecerían Óscar con la acústica y posteriormente Aarón  y harían los primeros acordes de Callada para que la banda apareciese y realizasen el último sprint donde Radioactivo cerró en calidad de gran fiesta con algún invitado en el escenario y demostrando que están a un gran nivel. Los de Murcia son la referencia del momento y lo han demostrado.


0 comentarios :

Publicar un comentario

Puedes comentar lo que estimes oportuno